Esta terapia, consiste en la administración de medicamentos, oxígeno y humedad por la vía respiratoria. Apoya diversas especialidades médicas y quirúrgicas en la prevención, tratamiento y rehabilitación de padecimientos que afectan directa o indirectamente la función del aparato respiratorio, como:


  • Traqueobronquitis aguda y crónica
  • Bronconeumonía
  • Neumonía
  • Padecimientos que cursan con aumento de las secreciones traqueo bronquiales
  • Bronquiectasias
  • Asma
  • Insuficiencia respiratoria crónica
  • Alteraciones respiratorias secundarias al tabaquismo
  • Prevención de complicaciones respiratorias en pacientes en reposo prolongado.
  • Prevención de complicaciones respiratorias en pacientes quirúrgicos.

 

Es un procedimiento complementario de otras medidas terapéuticas. En el caso de la inhaloterapia hospitalaria, se debe reservar para los periodos de crisis o en aquellos pacientes que no mejoran totalmente a pesar de recibir tratamiento médico adecuado.

El tipo de tratamiento que recibe en el hospital es fisioterapia pulmonar, ejercicios respiratorios, percusiones, relajación muscular, nebulizaciones y respiración con presión positiva.

 

*Fuente: Hospitales Ángeles / SALUD 180